En el pueblito blanco de Gaucín, Paul posee una finca de unas 16 hectáreas, donde crecen alrededor de 1700 alcornoques, además de nogales, castaños, naranjos y limones. El jardín de hierbas es un tesoro vivo de una variedad impresionante de hierbas aromáticas: romero, salvia, lavanda, tomillo… Paul lo llama “su paraíso en la tierra”. El pueblo está a 700 metros de altura, un factor esencial para la excepcional calidad de la fruta y las hierbas. Gracias a la altura, en invierno la temperatura baja hasta alrededor de cero grados, mientras que en verano tampoco sube a niveles demasiado altos. Esto hace que la fruta se demore más tiempo en madurar y que tenga un contenido en azúcar muy alto. El resultado es un producto más puro y un alcohol de mejor calidad.

Hoy se está trabajando arduamente para que se pueda destilar también en la misma finca. Así, los clientes, distribuidores, hoteleros y periodistas podrán conocer el proceso en su lugar de origen, eventualmente combinando su visita con una estadía en una de las hermosas suites de este magnífi co lugar.

El terreno, ubicado en una zona de gran valor ecológico, es una joya de la naturaleza, y los cultivos son 100% biológicos.

Por eso, el eslogan de GauGin® es: Loved by nature, enjoyed by you!